Inicio > Historia > Efemérides de la historia > Septimio Severo gana la Batalla de Lugdunum

Septimio Severo gana la Batalla de Lugdunum

Septimio Severo gana la Batalla de Lugdunum

El 19 de febrero de 197 Septimio Severo consiguió una importante victoria en la batalla de Lugdunum, en el marco de la guerra civil vivida durante el conocido como «año de los cinco emperadores». Con este triunfo comenzó la reunificación del imperio romano.

¿Cómo fue el año de los cinco emperadores?

"Ante la falta de acuerdos, la guerra civil era la única salida para decidir quién debía ser el nuevo líder del imperio de Roma"

Durante 193 el trono de emperador romano tuvo hasta cinco pretendientes. El año comenzó con el cadáver fresco del antiguo César, el cruel y despiadado Cómodo. Pertinax, que había liderado la conjura contra el hijo de Marco Aurelio, se autoproclamó nuevo emperador después del regicidio, pero solo 3 meses después corrió la misma suerte que su predecesor. El suegro del fallecido Pertinax, Tito Flavio Sulpiciano, se postuló para el cargo, pero Didio Juliano le ganó la partida. Sin embargo, esta decisión no obtuvo consenso, y hasta tres senadores romanos presentaron su candidatura a la corona del laurel: Pescenio Níger, gobernador de Asia Menor; Clodio Albino, que ostentaba el poder en Britania; y Septimio Severo, que fue proclamado emperador por sus tropas en Panonia. Ante la falta de acuerdos, la guerra civil era la única salida para decidir quién debía ser el nuevo líder del Imperio de Roma.

¿Quién fue Septimio Severo?

"Su gobierno estuvo caracterizado por los triunfos contra los partos, la lucha contra la corrupción y la disolución de la guardia pretoriana"

Septimio Severo nació en Cartago. Fue el primer emperador romano de origen norteafricano. Su brillante carrera militar le llevó a comandar las tropas de Panonia —región en los límites del Danubio que se corresponde con los actuales Balcanes, Eslovaquia, Hungría y Austria—. El general cartaginés aprovechó la debilidad de Didio Juliano, que pese a haber comprado su título a los pretorianos no tenía suficientes apoyos para mantenerse en el poder, y después de ser designado César por sus soldados emprendió camino hacia la capital del imperio. Pese a haberse hecho con el poder todavía tuvo que luchar en Siria y la Galia con los otros pretendientes al trono. La gran batalla final la libró contra Albino en Lugdunum. Los muertos de los dos bandos sembraron el campo de batalla, y hasta el final fue complicado saber quién sería el vencedor. Clodio Albino decidió huir y acabó suicidándose. Septimio fue implacable con la familia de su enemigo, y también con los senadores que lo habían apoyado. Su gobierno estuvo caracterizado por los triunfos contra los partos —habitantes del noroeste de Irán—, la lucha contra la corrupción y la disolución de la guardia pretoriana. Septimio inauguró una nueva dinastía, la de los Severos, que continuó en el poder con sus hijos, Geta y Caracalla, y posteriormente con Heliogábalo y Alejandro Severo.

Después de Cómodo llegó el año de los cinco emperadores

Otras efemérides históricas del 19 de febrero

El día 19 de febrero de 1836 Mendizábal autorizó la venta de las posesiones de las órdenes religiosas dentro de su proceso de desamortización.

El día 19 de febrero de 1915 comenzó una de las batallas más sangrientas de la I Guerra Mundial, la de Gallipoli.

El día 19 de febrero de 1925 el coronel Francisco Franco fue designado jefe del Tercio de Marruecos, conocido como el Tercio de Extranjeros.

El día 19 de febrero de 1992 las dos Coreas —que oficialmente seguían en guerra desde 1950— ratificaron el pacto de no agresión y desnuclearización.

4.9/5 (17 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios