Inicio > Libros > No ficción > Un Stefan Zweig sorprendente
Un Stefan Zweig sorprendente

Es impactante leer Diarios (1912-1914), de Stefan Zweig, inéditos en español y recién publicados por Ediciones 98. Sorpresas de toda índole se suceden en sus páginas.

Hasta la fecha, no habíamos tenido oportunidad de leer en castellano lo escrito por Zweig —entre 1912 y 1914— para sí mismo y que nunca compartió. Zweig agavilló en dichos diarios notas íntimas y francas, sin intención de mostrarlas a nadie y menos aún de publicarlas. Desgrana en ellos, con espontaneidad e inmediatez, tanto asuntos privados como relativos al proceso creativo de sus obras, así como sus relaciones con escritores amigos. Los inquietantes prolegómenos de la Primera Guerra Mundial y los meses iniciales de la misma ocupan buena parte de las anotaciones correspondientes a 1914.

El lector en castellano ya encontró en Diarios (1931-1940) —también editado por Ediciones 98— un perfil inédito del autor. Ahora podrá ahondar en él a través de la lectura de Diarios (1912-1914). Descubrirá nuevos aspectos referidos tanto a la personalidad como a los posicionamientos del vienés, desconocidos hasta hoy por el gran público.

"En esta nueva entrega, Zweig es un treintañero, en plena efervescencia como individuo y como literato"

En la primera entrega de los diarios conocimos a un Zweig cincuentón, en su madurez como persona y en plenitud creadora. Era un hombre atribulado que transitaba la última vuelta del camino de su vida, que le condujo al suicidio. En esta nueva entrega, Zweig es un treintañero, en plena efervescencia como individuo y como literato.

Entre 1912 y 1914, comenzaba su gran éxito como escritor, traductor y dramaturgo. Zweig disfrutaba de una placentera vida en Viena, salpicada con visitas al balneario de Semmering y de enriquecedoras estancias en París. Cultivaba la amistad de grandes escritores coetáneos: Romain Rolland, Émile Verhaeren y Rainer Maria Rilke, entre otros. Realizaba viajes con motivo de los estrenos de su obra de teatro La casa a orillas del mar en diversas ciudades alemanas, circunstancia que aprovechaba para dictar conferencias y promocionar sus libros.

Los encuentros con literatos, pintores y escultores austro-húngaros, alemanes, belgas, franceses y de otras nacionalidades, se suceden en las páginas de Diarios (1912-1914). Las anotaciones de Zweig contienen incisivas opiniones sobre todos ellos, plasmadas de forma espontánea, sin tapujos. Resultan particularmente interesantes las descripciones de los encuentros con escritores y artistas en cafés, redacciones de periódicos y revistas literarias vienesas, alemanas y parisinas.

"También tienen cabida en estos diarios referencias, más o menos veladas, a sus pasiones y actividades secretas"

Paralelamente, su vida privada aparece trufada de relaciones amorosas con mujeres casadas o divorciadas, lo que le permite gozar de compañía femenina en Viena, en París y en diversas ciudades austriacas y alemanas. El desarrollo e importancia de las mismas están muy presentes en Diarios (1912-1914), aspectos que trata con la mayor crudeza al ser notas de uso privado. También tienen cabida en estos diarios referencias, más o menos veladas, a sus pasiones y actividades secretas, que inevitablemente despiertan la atención del lector.

Por otro lado, los hechos que anteceden a la Primera Guerra Mundial son analizados por Zweig con su proverbial agudeza, al igual que lo hace con respecto a los acontecimientos que desencadenó el estallido de la conflagración. En efecto, las anotaciones correspondientes a los primeros meses de la Gran Guerra constituyen un auténtico fresco que nos brinda, por ejemplo, jugosas apreciaciones sobre la vida en Viena, el desarrollo de la contienda y las consecuencias del conflicto entre los intelectuales amigos. Los diarios del año 1914 modifican la versión que hasta ahora se estimaba inamovible sobre los posicionamientos de Zweig frente a asuntos tocantes a su pacifismo, a Alemania y a la propia Viena. El contenido de esta parte del tomo también causa asombro, no menor, al leerlo.

En definitiva, Diarios (1912-1914) desvela un Stefan Zweig sorprendente que deja atónito al lector.

—————————

Autor: Stefan Zweig. Título: Diarios (1912-1914). Edición: Jesús Alfonso Blázquez González. Editorial: Ediciones 98. Venta: El Corte Inglés, Casa del Libro, FNACTodostuslibros y Amazon

5/5 (14 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios