Inicio > Actualidad > Una de las profesiones más antiguas

Una de las profesiones más antiguas

Una de las profesiones más antiguas

Editorial Trotta inició su actividad hace ya más de veinte años. Su propósito inicial fue atender un programa especializado en libros de ensayo, libros de pensar, con un marcado carácter interdisciplinar, en las áreas de derecho, ciencias de la religión, filosofía… Posteriormente, su catálogo acogió también pequeñas dosis de literatura de creación, poesía y estudios sobre teoría y crítica literaria.

Todas estas secciones, aparentemente distintas, conviven pacíficamente en el mismo catálogo: el derecho con la literatura oriental, la ética con la poesía, etc. La colección donde se agrupan los escritos de creación se llama “La Dicha de Enmudecer”. Por eso sus títulos no son muy numerosos.

Las secciones dedicadas a derecho y ciencias sociales recogen, básicamente, textos en torno al constitucionalismo, derechos civiles, garantismo, filosofía del derecho…

"Seguimos creyendo en la librería, en los libros de frente y de lomo colocados en una mesa o en una estantería"

El apartado de filosofía presta especial atención a la teoría crítica de la cultura en todos sus distintos territorios variantes, con una sección dedicada a «Clásicos de la Cultura». Este apartado se completa con una sección dedicada a reunir las obras completas de autores que mantienen alguna afinidad con nuestro proyecto, en sus distintas colecciones.

La editorial dispone también de una sección centrada en ciencias de las religiones. En ella cabría resaltar la publicación de los Textos del mar Muerto, de la Biblioteca de Textos Gnósticos y de literatura maniquea, así como distintas monografías sobre fenomenología y antropología de la religión y teología. Una colección, dentro de esta sección, es “Biblioteca de estudios bíblicos y orientales”.

Desde su comienzo, la editorial prestó un interés especial en atender la producción de autores y temas provenientes de América Latina, dedicando a ellos dos colecciones: «Enciclopedia IberoAmericana de Filosofía» e «Historia General de América Latina».

Otras colecciones establecen vínculos con las culturas no occidentales: «Al-Ándalus. Textos y estudios» y «Pliegos de Oriente».

"Trotta ha entrado en el grupo de las editoriales prolíficas y debería ser situada, probablemente, dentro de la categoría de editorial de “los demasiados libros”"

Y la colección más reciente, «Torre del Aire», según el manifiesto de su presentación, acoge a libros no urgentes, pero necesarios, que se resisten a convertirse en inexistentes.

A veces, algunos de nuestros lectores y medios de comunicación se han manifestado generosamente sobre nuestra propuesta y nuestra actividad. La editorial ha recibido también algunos reconocimientos públicos: Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural, el Premio Nacional de Edición Universitaria, el Premio Panhispánico de Traducción.

Seguimos creyendo en la librería, en los libros de frente y de lomo colocados en una mesa o en una estantería, con un rincón dedicado a la bibliodiversidad. Consideramos que la librería es eslabón necesario y laboratorio de experimento e información. En 1998 Trotta crea la Librería Internacional Pasajes, en Madrid, y poco después se hace cargo de la librería Guadalquivir, en Buenos Aires.

A pesar de tantas turbulencias en el sector editorial, Trotta sigue creyendo en la validez y viabilidad de una oferta derivada de su independencia real y realista, que en lo posible cuantifica sus lectores y se dirige a ellos y atiende —o al menos toma nota— de sus observaciones y propuestas.

A lo largo de estos años debemos de haber publicado cerca de dos mil títulos, de forma que se podría decir que Trotta ha entrado en el grupo de las editoriales prolíficas y debería ser situada, probablemente, dentro de la categoría de editorial de “los demasiados libros”. Pero ya se sabe: en esta profesión resulta difícil negarse a proposiciones oportunas y de calidad. Por algo editar es una de las profesiones más antiguas.