Inicio > Blogs > Detrás de las palabras > Todos los caminos que conducen a París

Todos los caminos que conducen a París

Todos los caminos que conducen a París

Hace muchos años varias personas empezamos a escribir en un sugerente foro destinado a comentar los libros de la saga del Capitán Alatriste, de Arturo Pérez-Reverte. Era un ágora apasionante dirigido por nuestro colaborador de Zenda, Rogorn Moradan. Allí hallamos nuestra parcela, un lugar de libertad. Quizá llevábamos años buscándonos sin saberlo. Nuestros debates eran interminables, y sucedía algo seguramente inconsciente. Al tiempo que sellábamos amistades y alianzas que aún perduran, nos comprometíamos a pensar escuchando opiniones diversas, a crear un hábito de escritura, y a hacerlo cada vez mejor, o al menos intentarlo. Ese territorio común me trajo a este instante en que dedico unas líneas a un compañero de Tercio, David Bowman, a propósito de su segunda novela, que ha dedicado precisamente a ese Foro. A los que seguimos y a los que ya no están.

"Ésta no solo es una historia de iniciación, y de amor. También hay un tejido histórico y cultural vastísimo en el que se engarzan las peripecias vividas por Bowman, y que ayudan a comprender muy bien el París de las revoluciones del 68"

En su primer debut literario con Juana la maliciosa (Ediciones del Serbal, 2014), que narra la terrible historia de una joven que tras perderlo todo decide prostituirse en un afán de explorar su propia supervivencia, Bowman ya sorprendió con sus giros argumentales y golpes de efecto. No te lleva a donde tú quieres, ni te lo pone fácil. Cuando crees que lo tienes controlado suelta un brochazo estridente en mitad del paisaje. Es inesperado y brillante. Tiene algo. Ese algo se llama, sencillamente, talento. Y su literatura está concebida como un acto metamórfico. Uno no ha de salir de un libro de la misma manera como entró.

Le aconsejé que para su siguiente novela hiciera una historia más amable, menos escabrosa. Y lo ha logrado. No sé si la palabra exacta es amable. Pero en Libre (Editorial Dieci6, 2019) hay mayor serenidad y menos sordidez. No pude dejar de leerlo. Posee la misma audacia, una absoluta ausencia de imposturas, y maneja con sabiduría el humor y la nostalgia en esta historia de amor en la que un joven gallego dejará de ser un niño para convertirse en un adulto que se cree libre, al menos durante un fugaz verano en que conocerá París. Y aunque esa conquista de la libertad sea a veces una falacia, lo que sí es posible es intentarlo. Y es lo que hace nuestro protagonista. Intentarlo, desposeyendo todas sus antiguas creencias ante el universo que se abre ante él. No deja de ser una nueva odisea, como la de Ulises.

Ésta no solo es una historia de iniciación, y de amor. También hay tejido histórico y cultural vastísimo en el que se engarzan las peripecias vividas por Bowman, y que ayudan a comprender muy bien el París de las revoluciones del 68, y lo que condujo a ese clima. Si uno pone atención, hasta se puede escuchar la banda sonora de aquellos días a través de estas páginas. Es, en suma, un paseo delicioso por el pasado, como el que hiciera Owen Wilson conducido por Woody Allen en Midnight in Paris.

"Hay una devoción y un respeto por la literatura que se nota en cada escrito que hace nacer el genial David Bowman"

Libre, cuya portada es obra del reconocido dibujante Sento, les hará reír, y les emocionará cuando las remembranzas del protagonista de esta novela les devuelva el tiempo en que creíamos que todo era posible. Ese lugar donde residen los recuerdos y la infancia, donde París es una fiesta y los veranos son azules y eternos. La libertad idealizada es la que recuerda Bowman-autor y Bowman-protagonista. No digas que fue un sueño, como diría Terenci Moix. No lo fue. Esa libertad existió, fue real el tiempo que duró y así lo narra un Bowman ya anciano en forma de misiva dirigida a su madre, ya fallecida. La única persona a la que le está contando quién es, en realidad, él.

Hay una devoción y un respeto por la literatura que se nota en cada escrito que hace nacer el genial David Bowman. Si deciden emprender esta lectura, y espero que lo hagan sin demora, será lo más parecido a hacer un viaje. Abran bien los ojos y eliminen cualquier cortapisa a sus sentidos.

Sean libres.

—————————————

Autor: David Bowman. TítuloLibreEditorial: Dieci6. Ventaen la web de la editorial

4.7/5 (13 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)