Inicio > Libros > Narrativa > Matices de grises
Matices de grises

“Ni siquiera eres un depredador. Eres un tonto”.

(Caroline a su esposo Quinn, demandado por abuso sexual)

Es la historia de Mary Gaitskill desgraciadamente cotidiana, la del abuso en el entorno laboral. En los márgenes del movimiento “Me Too” nace la trama de Esto es placer (Literatura Random House, 2020): Quinn, un afamado editor americano, es demandado por abusos por una de sus empleadas, Caitlin. La demanda es firmada por varias mujeres del mismo entorno laboral.

Una narración que intercala dos voces (la de Quinn, y la de Margot, una amiga del editor que rechazó tiempo atrás cualquier tipo de acercamiento) se desliza por la delgada línea que separa a víctimas de verdugos. Esa leve frontera que en ocasiones se erige entre el ridículo y el agravio.

"Tras recibir la demanda por abuso por parte de una de sus empleadas, no entiende qué pudo haber molestado a Caitlin (y a las demás mujeres)"

Quinn es un profesional excéntrico, de personalidad embriagadora, un hombre elegante capaz de obsequiar con los más inesperados consejos personales y profesionales, pero incapaz de distinguir el momento en que un flirteo inofensivo se vuelve violento. Tras recibir la demanda por abuso por parte de una de sus empleadas, no entiende qué pudo haber molestado a Caitlin (y a las demás mujeres) y lo asocia a la construcción de un relato masificado sobre el acoso del superior en el entorno laboral. En esa fina línea en la que el verdugo no se reconoce más que como víctima, Mary Gaitskill recompone episodios, escenas que ha protagonizado Quinn con las mujeres demandantes: a veces anecdóticas y en muchas ocasiones desagradables, algunas simpáticas y en reiteradas ocasiones poseedoras de un cruel sarcasmo disfrazado de inocencia. Episodios que son negros, grises oscuros… cuya tonalidad está siempre alejada del blanco, de la ausencia de color, de la ausencia de intención.

Aun sin pretender incomodar de manera consciente, las acciones de Quinn fondean sobre una intencionalidad que no es bien recibida o deseada, sino rechazada. Su incapacidad para identificar y reconocer ese rechazo y su dificultad para ver y admitir los matices de grises, son las variables sobre las que se mueven las dos voces que sostienen la novela de Gaitskill, un texto duro y controvertido (aliviado en gran parte por una prosa depurada y un estilo elegante y preciso) que burbujea bajo la superficie del papel tintado en negro. Una historia que anhela emerger desde el papel, dejando atrás ese marco impreso en blanco y negro para fundirse, en un poliédrico abanico de grises, en la memoria del lector.

——————————————

Autora: Mary Gaitskill. Título: Esto es placer. Traducción: Javier Calvo. Editorial: Literatura Random House. Venta:  Todostuslibros

4.7/5 (6 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios