—Algún día iré a Zenda —dije.
—Está usted loco.
Anthony Hope